Descansa

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

ana-maorad-1976-dulces-suenosTodos nuestros fracasos están relacionados más con el hecho de haber hecho algo, y todas nuestras victorias han estado relacionadas con el hecho de haber dejado de hacer algo. La vida cristiana está más centrada en “el dejar de hacer” que en “el hacer”.

Lo que Dios nos pide es que descansemos de nosotros mismos. Que nos rindamos. Sigue leyendo

‘Gente tóxica’, de Bernardo Stamateas

Por Jonás Berea
https://jonasberea.wordpress.com/

5771g.JPGGente tóxica es un exitoso libro del autor argentino Bernardo Stamateas, publicado originalmente en 2008 y en España en 2011.

Su gran virtud es que es un libro de lectura sencilla. Estructurado en breves capítulos, que a su vez se dividen en apartados, contiene una serie de consejos para las relaciones interpersonales. Está orientado a identificar a “las personas que nos complican la vida” y a ayudarnos a “evitar que sigan haciéndolo”, como indica su subtítulo. Sigue leyendo

Dos conceptos de fe

Por Erich Fromm
https://jonasberea.wordpress.com/

gerrit-dou-anciana-leyendo-la-biblia-c-1630En un sentido religioso, político o personal, el concepto de la fe puede tener dos significados totalmente distintos, si ésta se aplica en el modo de tener, o en el modo de ser.

En el modo de tener, la fe es la posesión de una respuesta de la que no se tiene una prueba racional. Consiste en fórmulas creadas por otros, que el individuo acepta porque se somete a los otros, generalmente a una burocracia. Esto ofrece un sentimiento de certidumbre debido al poder real (o sólo imaginario) de la burocracia. Sigue leyendo

¿Vacío?

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

MARTÍN RUIZ ANGLADA - CampesinoLas tensiones son el producto de hacernos permeables a las circunstancias. Nos dejamos invadir por trabajo, entretenimiento, internet, ambiciones, estudios, gente, familiares, horarios, celulares, iPads, tristezas, preocupaciones y todos los etcéteras que podamos añadir. Todas las demandas nos quitan fuerza interior que si no la reponemos nos lleva a la insatisfacción.

Lastimosamente no somos permeables a Dios, pero sí a lo que nos quita su presencia. A muchos de nosotros nos gustaría que Dios nos invada, que nos tome sin que nosotros tengamos que decidir nada. Pero él nunca lo hará. La experiencia con él es el resultado de la búsqueda intencional. Para que él se manifieste, nosotros debemos dejar, abrir, buscar y llamar. En otras palabras, debemos intencionalmente darle el primer lugar. Tiene que ver más con hacer un alto, que con hacer algo más. Cuando eso suceda comenzaremos a ser impermeables con respecto a aquellas cosas que son buenas, pero que puestas en el lugar incorrecto nos quitan la energía y nos desgastan.

La sensación que tenemos cuando nos quedamos vacíos es la misma sensación que se siente cuando estamos en una tormenta de nieve y pensamos que en algún momento llegará la primavera. Parece imposible. Sin embargo la primavera llega.

No dejes que los sentimientos de hoy te hagan creer que es imposible vivir a pleno. Solamente haz un alto y sé intencional en poner a Dios en primer lugar y verás que nuevamente disfrutarás la primavera.

(Publicado originalmente en Facebook el 9 de junio de 2014.)

[Imagen: Ruizanglada (1929-2001), ‘Campesino’.]

Orar por (lo que ya hemos decidido que es) la voluntad de Dios

Por Loren Seibold
https://jonasberea.wordpress.com/

GroupPrayer.jpg[…] A menudo he participado en la oración en las reuniones donde se toman decisiones, desde las iglesias locales hasta los consejos directivos de nivel superior. Creo que no siempre se ha hecho de forma apropiada.

Una vez estuve en una reunión en la que el presidente de asociación que la presidía quería llevar a cabo algo que no tenía aceptación en el consejo. Sigue leyendo

Con cien años de retraso: lecciones de 1914

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

German_soldiers_Battle_of_Marne_WWIEn mayo de 2014 se celebró en Friedensau (Alemania) un simposio sobre la posición de la Iglesia Adventista ante la Primera Guerra Mundial, de cuyo inicio se cumplen cien años. En 1914 los dirigentes adventistas alemanes recomendaron a los miembros que se alistaran en el ejército para defender a su patria, sirviendo incluso en sábado. Algunos miembros protestaron por la desviación en los principios doctrinales y morales que suponía esta posición de los dirigentes. Finalmente, se separaron formando el Movimiento de Reforma Adventista del Séptimo Día. Sigue leyendo