Oraciones que no son oraciones

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Jean-François Millet, 'El Ángelus' (1857-1859)Orar es consustancial al hecho de ser cristiano. Para el creyente no hay nada más necesario que orar. «Es posible ser creyente sin adscribirse a una confesión religiosa. Es posible aceptar la escala de valores de una religión sin cumplir sus ritos. Pero no es posible tener una vida espiritual auténtica sin orar. […] Si la religión es relación, la oración es la vivencia que concreta esa relación» (Roberto Badenas, Encuentros, Safeliz: Madrid, 1991, p. 106). Sigue leyendo

Anuncios

Orar por (lo que ya hemos decidido que es) la voluntad de Dios

Por Loren Seibold
https://jonasberea.wordpress.com/

GroupPrayer.jpg[…] A menudo he participado en la oración en las reuniones donde se toman decisiones, desde las iglesias locales hasta los consejos directivos de nivel superior. Creo que no siempre se ha hecho de forma apropiada.

Una vez estuve en una reunión en la que el presidente de asociación que la presidía quería llevar a cabo algo que no tenía aceptación en el consejo. Sigue leyendo

Cuándo orar

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Nicolaes Maes, Anciana orando (c. 1656), también conocido como Oración sin fin“Cuando sentimos que hemos pecado y no podemos orar, ése es el momento de orar. Podemos estar avergonzados y profundamente humillados, pero debemos orar y creer. ‘Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero’. El perdón, la reconciliación con Dios, no nos llegan como recompensa de nuestras obras, ni se otorgan por méritos de hombres pecaminosos, sino que son una dádiva que se nos concede a causa de la justicia inmaculada de Cristo” (E. G. White, El discurso maestro de Jesucristo, cap. 5). Sigue leyendo