Los que dejamos solos

Por Douglas Cooper
https://jonasberea.wordpress.com/

Imagen1Tolerar a alguien que puede irritarnos, o que puede desagradarnos, es una cosa. A fin de cuentas, solemos racionalizar que ellos tienen problemas. Debemos tratar de tolerar sus deficiencias. Pero el hecho de involucrarnos con ellos en sus problemas de una manera amorosa e interesada, y apoyarlos para que logren la plenitud mental, física o espiritual… bueno, eso ya es una cosa diferente. Eso exige un poco más. Muchísimo más. Es muy raro que se pueda realizar. Sigue leyendo