No somos salvos por la obra del Espíritu en nosotros, sino por la obra de Jesús por nosotros

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Lucas Cranach el Viejo, 'Cristo y la adúltera' (1532)Cuando se presenta el mensaje de la salvación al ser humano, este tiene dos alternativas: aceptarlo o rechazarlo. A los que lo rechazan, Dios en su justicia no les da aquello que no quieren recibir, no porque Dios no quiera, sino porque ellos se resisten. Sin embargo los que aceptan entrar en la salvación también tienen dos alternativas: creer que lo que hizo Jesús hace dos mil años es suficiente para tener la salvación o pedirle a ayuda a Dios para que por medio de “su poder” lleguemos a ser “buenos” y así recibir la salvación. Esta última opción es una sutil manera de intentar salvarnos por obras que saca del medio a la fe. Es la filosofía que está más enquistada en la mente de los cristianos y que, inconscientemente, nos lleva a alejarnos del Autor de la salvación. Sigue leyendo

Anuncios

No somos salvos por lo que Cristo hace en nosotros

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

J. Kirk Richards, The last supper (2000)Nosotros somos pecadores. ¿Qué quiere decir eso? Que hay algo dentro de nosotros que es contrario a Dios desde que nacemos. Eso hace que nuestra tendencia natural sea alejarse de Dios y de aquellas cosas que vienen de él. La única manera de contrarrestar esta situación es que, por medio de una decisión voluntaria, decidamos no resistirnos a la influencia del Espíritu Santo que Dios nos dio en virtud de la obra de Jesucristo. Sigue leyendo

La religión positiva del Espíritu

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Jen Norton, 'Los Diez Mandamientos'La ley de Dios es un sistema de vida que fue descrito en dos tablas de piedra. Las tablas de piedra no eran la ley, sino que eran una descripción de los límites de ella. Así cómo los científicos mediante fórmulas matemáticas describen la realidad de las leyes que existen en el universo, las tablas de piedra eran una descripción de los límites de la realidad relacional que debiera existir con Dios y con nuestro prójimo. Los diez mandamientos son los límites que Dios puso para todos aquellos que viven en su presencia. Sigue leyendo

Ismael versus Isaac

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Jan Victors, 'La expulsión de Agar' (1650)¿Qué fue lo que dio Dios a Israel en el Sinaí? Todo conocedor de la Biblia responderá: “La ley”. Es verdad, pero la ley no fue dada sola, sino que en el Sinaí también fue dado el santuario y es en él que encontramos la mayor revelación dada en ese lugar.

Cuando Dios da la ley la da con una manifestación monumental de su poder y santidad. Truenos, relámpagos, sonido de trompeta, humo, tinieblas y fuego. Sigue leyendo

500 citas espirituales (de momento…)

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

DO7gqyCX0AE8w8QHoy hace quinientos días que nació el blog Cita Espiritual Diaria. Sus características son las siguientes:

  • Cada día se publica una entrada del blog que contiene una cita de contenido espiritual.
  • En su mayor parte son frases de autores cristianos tomadas de libros, publicaciones en internet, redes sociales como Twitter…
  • Los sábados en lugar de un texto se publica una viñeta o un meme.
  • Es posible suscribirse al blog en el espacio habilitado a la derecha del mismo; también es muy sencillo darse de baja de la suscripción.
  • Si se cuenta con un blog en WordPress también se puede seguir Cita Espiritual Diaria desde el mismo haciendo click en el botón correspondiente.
  • Si la fuente de la cita se encuentra disponible en internet, el nombre del autor tiene formato de enlace; pinchando sobre él se llega a la fuente.
  • Cada cita está etiquetada con unas categorías, lo cual permite hacer búsquedas por temas a través del listado que figura en la columna derecha del blog.
  • Sobre este listado, en la misma columna, hay un motor de búsqueda con el que se pueden localizar citas introduciendo cualquier palabra; por ejemplo, el nombre de un autor.
  • Una vez publicada en el blog, hago una captura de cada entrada y la publico en mi cuenta de Twitter, que se puede visitar sin necesidad de tener un perfil en esta red social: @jonasberea.

En medio de una generación perversa

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Captura«Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos» (Mateo 5: 16). En este pasaje Jesús deja claras dos cosas: 1. Que las buenas obras son importantes. 2. Que las buenas obras no son acciones meritorias o gestos de piedad presentados a Dios para obtener la salvación, sino actos prácticos de servicio al prójimo que dan testimonio del poder y el amor de Dios.

En Filipenses 2: 14-16 Pablo utiliza un lenguaje similar: «Haced todo sin murmuraciones ni discusiones, para que seáis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como lumbreras en el mundo, asidos de la palabra de vida». Jesús habla de “luz” que “alumbra”; Pablo de “lumbreras” que “resplandecen”.

Me pregunto y pregunto a los cristianos en general: ¿Resplandecemos en medio de una generación maligna? ¿“El mundo” puede aprender algo de nosotros? ¿No seremos nosotros, al menos en alguna medida, los que debemos aprender ciertas cosas de “el mundo”…? ¿No conocemos a personas no creyentes que resplandecen como lumbreras, que nos dan luz? ¿Será que nos hemos creído irreprochables y sencillos, y hemos sido o somos nosotros la generación maligna y perversa?

Cuando Jesús instaba a sus seguidores a que alumbrara su luz delante de los hombres, los hombres a los que se refería no eran principalmente los paganos, sino el pueblo de Dios de su época, Israel. Así, el auténtico seguidor de Jesús debe brillar hoy no solo entre los no creyentes, sino en medio de los profesos cristianos. La línea de separación entre los que brillan y los que son impactados por ese brillo no es la línea que divide a los cristianos de los no cristianos, sino la que divide a los discípulos genuinos de todos los demás. ¿En qué lado estoy?