Aprende a decir no

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Jean-Léon Gerôme, 'Diógenes' (1860)Los tiranos no son culpables de su tiranía, ellos son simplemente víctimas de sus emociones desequilibradas. Los culpables de la influencia de un tirano son aquellos que por ganar más poder, por no perder la comodidad o por el miedo que les da enfrentar a alguien desequilibrado emocionalmente, no están dispuestos a decir que no. No habría dictadores si hubiera un pueblo valiente, que piensa y que aprecia la libertad más que la comodidad. Sigue leyendo

Anuncios

El final del conocimiento

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Espejo romano (c. siglos I-II d.C.)Primera de Corintios 13 es conocido, con toda justicia, como el capítulo del amor. La palabra “amor” (agape en griego) se repite nueve veces. En un plano secundario, pero estrechamente vinculado al tema del amor, en este pasaje Pablo desarrolla el tema del conocimiento, en especial en los versículos 8-12. Sigue leyendo

María

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Henry Ossawa Tanner, Christ and His Mother Studying the Scriptures (1910)María, la madre de Jesús, es un personaje bíblico entrañable. La Escritura habla poco de ella. La Biblia traza una teología sobre solo unos pocos seres humanos; por ejemplo, Adán, en la medida en que Cristo es el segundo Adán. Hay personajes del Antiguo Testamento que son antitipo de otros del Nuevo (por ejemplo, Elías de Juan el Bautista). Sobre María, más que una teología bíblica, hay simplemente narraciones.

Quizá no es correcto decir “simplemente”. La Biblia ante todo es historia, son historias de seres humanos en su relación con Dios, un Dios que se hace historia en la figura de Jesús. Sigue leyendo

¿Qué le diría Juan a Herodes?

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Francesco Solimena, San Juan Bautista (1725-1730)Herodes Antipas era hijo de Herodes el Grande. Tras la muerte de su padre, gobernó como tetrarca de Galilea y Perea al servicio de Roma entre los años 4 a. C. y 39 d. C. Repudió a su esposa Fasaelis, hija del rey de los nabateos, para tomar en matrimonio a Herodías, a pesar de que ella todavía estaba casada con Felipe, hermanastro de Herodes. Juan el Bautista le recriminó esta conducta adúltera, por lo que Herodes lo encarceló (Mateo 14: 1-4).

La imagen que uno se hace de Juan es la de un profeta lleno de fervor, incluso de ira, que brama contra los pecados del pueblo. Sigue leyendo

Creer en Jesús no es suficiente

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Henry Ossawa Tanner, Jesús y Nicodemo (1899)“Con todo esto, aun de los gobernantes muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga. Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios” (Juan 12: 42-43).

Estos gobernantes sabían que lo que Jesús decía era verdad, pero no lo confesaban para no perder su lugar en el sistema. Sigue leyendo

AEGUAE 2017: Cristianismo y consumismo

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

CapturaEn diciembre de 2017 se celebró en Alborache (Valencia) la XLIII convención de la Asociación de Estudiantes y Graduados Adventistas de España (AEGUAE), con el título “Cristianismo y consumismo”.

Las ponencias, todas ellas muy sugerentes, estuvieron a cargo de Samuel Gil, José Álvaro Martín y Víctor Armenteros, y se pueden ver en esta lista de reproducción del canal de HopeMedia en YouTube. Los títulos son los siguientes: Sigue leyendo

Paradojas bíblicas (I)

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Marco Melgrati, Salir del laberintoGran parte de las desviaciones que se han dado en el pensamiento cristiano a lo largo de la historia se deben a no haber entendido la naturaleza paradójica del mensaje bíblico. El Diccionario de la Real Academia Española define “paradoja” como “hecho o expresión aparentemente contrarios a la lógica”. La lógica humana tiende al dualismo y la polarización: “O esto, o su contrario”. La lógica bíblica, en cambio, aunque no es contradictoria presenta numerosas paradojas. Sigue leyendo