El idioma de la sonrisa

Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
https://jonasberea.wordpress.com/

Captura.JPGReírse juntos es compartir, e implica un alto grado de comunicación; por eso el humor une a las personas. Pero tengamos en cuenta que también las separa, pues está sometido a las convenciones culturales: lo que es gracioso en una sociedad puede no serlo en otra.

En cambio la sonrisa siempre une, porque es transcultural. Me encanta esta frase del poeta del siglo XVIII Víctor Ruiz Iriarte: «La sonrisa es el idioma universal de los hombres inteligentes.»

En ¿Tener o ser?, una obra imprescindible, Erich Fromm escribió: «Se podrán escribir muchas páginas para intentar describir la sonrisa de la Mona Lisa; sin embargo, no podrá ser captada con las palabras, pero no porque su sonrisa sea especialmente “misteriosa”. La sonrisa de todo el mundo es misteriosa (a menos que sea la sonrisa sintética, estereotipada del comerciante).»*

Muchas personas, especialmente mujeres, se esfuerzan hasta extremos increíbles por conseguir ser (o parecer) hermosas, sometiéndose a sesiones agotadoras de peluquería y maquillaje, incluso a cirugías. Pero muchas de estas personas, que pueden llegar a resultar atractivas o llamativas, nunca llegan a ser bellas, porque su sonrisa es artificial. Olvidan que el mejor “truco” de belleza es una sonrisa natural.

No es cuestión de trabajar el exterior para tener un rostro atractivo que te haga digno de ser “amado”, sino de cultivar el interior para ser amable.

* Erich Fromm, ¿Tener o ser?, México: Fondo de Cultura Económica, 1978, pág. 91.

[Imagen: Bartolomé Esteban Murillo, ‘Mujeres en la ventana’ (1670), detalle.]

 

Anuncios

2 comentarios en “El idioma de la sonrisa

  1. Por mi parte añadiría, rememorando a José Luis Sampedro, la sonrisa etrusca, la que nace de dentro y afronta la adversidad con la mayor normalidad posible. Una sonrisa interior que salga o no al exterior en forma de mueca, señala un lado muy bello; no hay nada más atractivo en un hombre o una mujer que un rostro que sugiera serenidad, firmeza, determinación, afecto… La sonrisa etrusca…

    Las alusiones al cuidado de la belleza de las mujeres con las peluquerías, maquillajes y cirugías, sobraba. Es una imagen muy trasnochada propia de los ad——-as de hace hace décadas… incluso siglos…

    Me gusta

  2. Me encantan las reflexiones “bereanas” de esta entrada: breves y certeras, en mi modesta opinión.
    (Una pena que, por falta de tiempo, no puedo visitar más este blog tan esmeradamente elaborado en todos los aspectos).
    Saludos fraternales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s