¿Las buenas obras no sirven para nada?

Por Joel Barrios
https://jonasberea.wordpress.com/

Isabel Guerra, En mi pequeñez pone sus ojos (1991)Si tu relación con Cristo no produjo ningún deseo de mejorar, de reflejar su imagen, de vivir para su gloria y de compartir la salvación con otros, tu relación no es con Jesús, es contigo mismo. Si bien las obras no aportan nada a nuestra salvación, son el resultado de la verdadera fe. Lo que el Espíritu hace en nosotros se contamina por nuestra propia pecaminosidad, pero no quiere decir que el Espíritu no lo utilice, aunque imperfecto, para dar gloria a Jesús.

No te confundas: El hecho de que las buenas obras no sirvan para la salvación no quiere decir que no sirvan para nada. Jesús dijo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro padre que está en los cielos” (Mat. 5: 16). Las buenas obras no sirven para la salvación pero sirven para la testificación. No las “tienes” que hacer, sino que las harás por amor a quien te rescató del pecado.

Jesús nos salva solamente por sus obras y es nuestro deber creerlo. Como resultado de la salvación nos pide que aceptemos que sus obras se manifiesten en nosotros. ¿Estás dispuesto/a?

No juguemos al cristianismo. Seamos verdaderos cristianos dejando que Jesús se manifieste en nosotros.

(Publicado originalmente en Facebook el 15 de mayo de 2014.)

[Imagen: Isabel Guerra, ‘En mi pequeñez pone sus ojos’ (1991).]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s